Plantas aromáticas en tu jardín

Plantas aromáticas en tu jardín

Plantas aromáticas en tu jardín

Si estás pensando en añadir plantas nuevas a tu jardín o terraza que le den un aire diferente, te recomendamos que optes por las aromáticas. Su cultivo es muy agradecido y te recompensará ampliamente, porque para plantarlas no necesitas dominar las técnicas más complicadas de la jardinería.

La mayoría de estas plantas aromáticas crecen perfectamente en jardineras, así  que te recomendamos que empieces por cultivarlas de esta manera. La única diferencia con plantarlas en un jardín es que necesitarán más agua y abono, pero te será más fácil controlar su crecimiento. Recuerda, eso sí, que debes ubicar estas jardineras en un lugar en el que reciban el sol al menos 4 o 6 horas al día.

En la categoría de plantas aromáticas se recogen variedades como el romero, tomillo, salvia, orégano, mejorana, menta, albahaca, perejil y cebollino, entre otras muchas. Algunas de ellas, por ejemplo el tomillo, son de origen mediterráneo con lo que necesitan poco agua para vivir. Otras (como la menta) necesitan un riego más abundante, pero también depende del lugar donde estén situadas, de su sustrato y naturalmente de la estación del año en  que nos encontremos.

Las plantas aromáticas se abonan poco para evitar que pierdan precisamente esta propiedad. Sí que es importante que las podes después de florecer para evitar que se hagan leñosas y que las recortes en verano para estimular las hojas nuevas. Si cultivas perejil o menta y quieres coger un poco para usarlo en tu cocina (uno de los grandes placeres de tener plantas aromáticas en casa) corta lo que necesites con unas tijeras y siempre por encima de una yema. De esta manera se podrá seguir desarrollando con normalidad.

A parte de las posibles plagas que pueden atacar a las plantas aromáticas (insectos, caracoles, hongos…), debes tener en cuenta  otros problemas que puedan afectarles, como el exceso de agua (que pudre las raíces),  la falta de luz, las heladas primaverales o el viento fuerte, seco  o  frío.

Sin Comentarios

Deja tu comentario