Cardamomo

Cardamomo

La Carmamomo, o más conocida por los científicos como la Elettaria Cardamomum, es una planta que forma parte de la familia del jengibre. En cuanto a lo comercial, está diseñada para producir una especia que sirve para condimentar curries y otros platos.

En cuanto al cuidado que se le tiene que atribuir a esta planta, hay que mencionar que lo más recomendable es que no reciba nunca la luz directa del sol, más allá de que la claridad siempre es positiva, para el desarrollo de la misma, pero en exceso podría hacerle mal.

Cardamomo

En lo que se refiere a la temperatura siempre es adecuado que haya una buena ventilación ya que la Cardamomo no tendrá problemas con las temperaturas altas. Sin embargo, nunca es del agrado que haya temperaturas por debajo de los 15 grados centígrados.

El riego es alrededor de dos veces por semana en verano, y una cada diez o doce días en invierno, debido a que el clima que se percibe en aquel tiempo es mucho más intenso, y hay una mayor cantidad de probabilidades de lluvia. Al crecer las precipitaciones, no hace falta que se haga un riego más frecuente.

Otra de las observaciones que se puede realizar sobre esta planta es que es muy delicada con respecto al riego, debido a que un exceso en este estilo puede ser muy perjudicial. En el hipotético caso de que se pudran las hojas de la base y se pongan negras, es el primer síntoma de exceso de agua. En ese momento, se tendrá que poner un freno en lo que se refiere al riego, ya que será necesario que se seque un poco antes de que se muera. Para evitar este inconveniente lo más aconsejable es que se aplique un sistema de autoriego como RIDO.

Sin Comentarios

Deja tu comentario